Añade las páginas que sean de tu interés en tu itinerario personalizado
    Añade las páginas que sean de tu interés en tu itinerario personalizado

      En la playa

      Sobre la playa de la Costa de Rimini se da cita quien quiere vivir unas vacaciones ricas de emociones. Aquí han nacido amistades y amores; permanece en la memoria de todos un recuerdo inolvidable, sucedido en aquella playa, en ese balneario, en ese día, en aquel año. Es una playa que conquista, que obliga a volver.

      Es una playa de fina arena dorada, por este motivo la preferida de las familias con niños. Los pequeños encuentran un espacio donde la diversión no tiene límites. En muchos hoteles hay rincones con juegos para ellos.
      Y cuando tienes ganas de una “zambullida”, nada de miedo: la escasa y graduada profundidad de los fondos han transformado el mar Adriático en una escuela de natación para generaciones de italianos y de europeos. Sombrillas y hamacas están a disposición en establecimientos balneareos equipados con todos los servicios necesarios para hacer agradable la estancia a orillas del mar. Por todas partes, bar y chiringuitos para un refresco, un helado y un bocadillo para quien no quiere almorzar.
      Cada rincón de playa es gobernado por el socorrista que no es sólo un punto de referencia para cada necesidad, a menudo se convierte en un amigo, un confidente. Para quien desea que la playa le regale emociones, nada mejor que un paseo en las primeras horas de la mañana, cuando las sombrillas están todavía cerradas y la costa desierta. Son los momentos en los cuales es fácil escuchar la respiración del mar. Los más madrugadores podrán vivir la emoción de ver el sol que lentamente nace del Adriático. Pero es igualmente emocionante por la tarde, al términe de un día de sol gozar de la brisa y del reposo del mar.

      envíanos tus comentarios

      nos interesa tu opinión
      ¿te gusta esta página? ¿has visto algún error? Rellena el módulo con tus observaciones
      última actualización: 27/02/2019