Itinerarios y visitas

Malatesta & Montefeltro

Los Museos, tesoros de arte y de historia

El patrimonio monumental y artístico de la provincia de Rímini es muy rico y una parte del mismo se conserva en los Museos distribuidos desde el mar a la colina. Desde el punto de vista cualitativo hay que decir que en estos demora la grande arte. Es suficiente citar las piezas del periodo etrusco-villanoviano recogidas en el Museo Arqueológico de Verucchio que son imperdibles. Una análoga valencia tienen los restos de época romana que se pueden contemplar en el Museo de la Ciudad de Rímini y en la antigua Domus del chirurgo (Casa del cirujano). El Museo de Rímini cuenta también con obras maestras de la Scuola del Trecento riminese (Escuela del siglo XIV), nacida como consecuencia de la permanencia de Giotto. El Renacimiento, siempre en Rímini, tiene su primer edificio sacro, el Tempio Malatestiano, donde se conserva un extraordinario fresco de Piero della Francesca. Son innumerables los restos de la época recogidos en los diferentes Museos históricos. Además, el siglo XVII se identifica como el siglo de las luces y ha dejado obras de inestimable valor, entre las cuales los lienzos de Guido Cagnacci.

Los artistas contemporáneos también dan prestigio a estos lugares.

Aquí nació Federico Fellini, al que está dedicado el Museo Fellini de Rímini. De la misma forma el amigo y guionista, el poeta Tonino Guerra, de Santarcangelo deja las huellas de su arte en Pennabilli. En Talamello, Ferdinando Gualtieri, pintor de fama internacional, ha dejado sus obras en el Museo-pinacoteca Gualtieri.
En Santarcangelo, ciudad sin igual por su número de personajes ilustres, el MET Museo Etnográfico de los Usos y Costumbres de la gente de Romagna y el MUSAS Museo Histórico Arqueológico, cuentan de forma egregia su historia y acontecimientos.

El Museo de Saludecio y del Beato Amato relaciona la localidad con su ilustre hombre de iglesia.

Lo mismo vale para personajes como Cagliostro que ha relacionado su nombre con el Museo de la Fortaleza de San Leo.

La historia del vuelo se cuenta en el Museo de la Aviación de Rímini y la de los automóviles en el Museo Maranello Rosso de San Marino. Los mundos lejanos reciben también un digno homenaje gracias al Museo degli Sguardi (Museo de las Miradas) de Rímini.

Para los jóvenes, y no sólo, no hay que perderse Mateureka, Museo del Cálculo de Pennabilli; Sulphur, Museo de las Minas de Perticara; Museo de la Linea dei Goti en Montegridolfo y el de la Línea Gótica oriental en Montescudo.

envíanos tus comentarios

nos interesa tu opinión
¿te gusta esta página? ¿has visto algún error? Rellena el módulo con tus observaciones
última actualización: 16/03/2017
Añade las páginas que sean de tu interés en tu itinerario personalizado