Añade las páginas que sean de tu interés en tu itinerario personalizado
    Añade las páginas que sean de tu interés en tu itinerario personalizado

      Federico Fellini

      Rimini

      Es el más conocido de los directores de cine del mundo, amado y apreciado tanto por los cineastas como por todas las personas. Nació en Rímini el 20 de enero de 1920 y murió en Roma el 31 de octubre de 1993, para volver más tarde a su ciudad, donde fue enterrado, junto a su mujer Giulietta Masina, en el cementerio municipal.

      Su tumba es una gran vela, realizada por el artista Arnaldo Pomodoro, que viaja hacia la eternidad.

      En Rímini, Fellini fue al Instituto y empezó a ganar pequeñas cantidades trabajando como caricaturista. El director del cinema Fulgor, situado en la calle principal de la ciudad, Corso d’Augusto, le encargaba retratos de actores para exponerlos como publicidad.

      En 1939 se estableció en Roma con la excusa de inscribirse en Derecho. Pero desde un principio le encantaba el mundo del espectáculos de variedades y de la radio, y en esta última encontró en 1943 a Giulietta Masina, con la que se casó en octubre de ese mismo año.

      Su vida estaba lejos de Rímini, pero no su memoria que encontró una extraordinaria trasposición en su película más conocida, Amarcord, escenificado con Tonino Guerra, con el que ganó su cuarto Oscar. Rímini es la dominante en esta película, se pueden reconocer sus espacios, sus calles, la gente, el idioma que es el dialecto de Romagna. Así como esos lugares que actualmente forman un itinerario cultural y turístico de gran atracción. En el centro ciudadano el Arco de Augusto, la Rocca Malatestiana, el Cine Fulgor, la Plaza Cavour con la escultura del Papa y la Fuente della Pigna, la Biblioteca que era la sede de su Instituto; y en el paseo marítimo el fabuloso Grand Hotel, el puerto y la amplia playa desde donde fue a contemplar el paisaje del lujoso trasatlántico Rex.

      Hay un espacio en el que se pueden contemplar sus objetos, desde el sombrero a la bufanda, sus libros, los trajes de sus películas y sobre todo sus dibujos, los que amaba hacer siempre, incluso cuando estaba sentado en el restaurante y garabatear sobre una servilleta: es el Museo Fellini, situado en el centro de la ciudad, donde también está la sede la Fundación Fellini, cuyos materiales y obras se exponen temporánea y cíclicamente tanto aquí como en otras partes del mundo. Se trata de películas, documentos y dibujos del director, fotografías de escena, documentos fotográficos y gráficos, borradores de escenografias, trajes, premios y mucho más.

      envíanos tus comentarios

      nos interesa tu opinión
      ¿te gusta esta página? ¿has visto algún error? Rellena el módulo con tus observaciones
      última actualización: 10/02/2016