Añade las páginas que sean de tu interés en tu itinerario personalizado
    Añade las páginas que sean de tu interés en tu itinerario personalizado

      6 cosas que no puedes perderte en Montefiore Conca

      Montefiore Conca

      Fortaleza Malatestiana 
      Su construcción es anterior, pero una fecha es cierta, la de 1337, cuando Malatesta Guastafamiglia la transformó en una máquina militar capaz de ser también una residencia, lugar de tránsito y encuentros, que en 1347 albergó al Rey de Hungría, Andrea, con toda su corte y más tarde a los Papas Gregorio XII y Julio II, el Emperador de Bohemia Sigismondo, así como a innumerables nobles y Señoresde la época. A otro exponente del Señorío, Malatesta Ungaro, se debe la comisión del escudo en la entrada y los frescos, interesantes por susingularidad y calidad, custodiados en el interior de la Sala llamada del Emperador, obra de Jacopo Avanzi, que representan una batalla con antiguos caballeros. Toda la estructura ha sido recientemente restaurada y su mole cristalina se ofrece en toda su belleza e imponencia, ofreciendo al visitador la atmósfera de otra época, así como una amplia lectura de las estratificaciones histórico-arquitectónicas que la han caracterizado, restituyéndole el justo énfasis en el ámbito de la cultura artística del siglo XIV. Entre éstas, la visión de la cubierta original que se puede admirar subiendo a la parte más alta, desde la que puede disfrutar de un vista impresionante sobre el mar Adriático y las colinas. Durante todo el añola Fortaleza es sede de muestras y exposiciones de arte.

      Muestra permanente “Los colores de Montefiore” - Testimonios arqueológicosde las excavaciones en la Fortaleza 
      El Castillo alberga una muestra dedicada a los resultados de las investigaciones arqueológicas que se realizaron desde 2006 hasta 2008. Se puede admirar la extraordinaria producción de cerámica malatestiana procedente del edificio: decenas de cálices, copas y vasijas decoradas con retratos e inscripciones, letras góticasy festones, motivos geométricos y simbólicos. Los colores son el azul,el amarillo, el ocre, el verde marino y el marrón manganeso, los mismos quelos del magnífico paisaje que se admira en los alrededores.

      Iglesia del Hospital de la Misericordia 
      Situada en el centro histórico al servicio de un pequeño hospicio para los peregrinos, el Hospital del Pozo, construido alrededor de 1470 como era costumbre en cada burgo, conserva interesantes frescos de la época. El ciclo que está en las paredes del interior, restaurado, se atribuye a los artistas Bernardino y Ottaviano Dolci y representa escenas de la resurrecciónde los muertos, del juicio, del infierno y del paraíso. Es en este antiguo edificio donde cada año termina la secular procesión del Viernes Santo, exponiendo aquí también los diferentes símbolos de la pasión.

      El Santuario de la Virgen de Bonora 
      A pocos pasos del pueblo, es el más conocido Santuario mariano de la Diócesis de Rímini. Su origen se puede identificar en la obra de un eremita laico, Ondidei de Bonora que, con testamento redactado en 1409, dejó a sus terciarios franciscanos sus bienes y la celda en la que había mandado pintar la imagen de la Virgen de la leche. Al rededor de esta imagen, considerada milagrosa, se ha desarrollado el Santuario, completamente rehabilitado a principios del siglo XX. La imagen mariana con formas arcaicizantes domina el altarmayor. Es interesante la sacristía, donde una innumerable variedad de exvotos, testimonian la profunda devoción popular por este lugar.

      El burgo amurallado y el paseo alrededor de las murallas 
      Pasear por el burgo fortificado es como respirar la magia de la historia. Después de haber atravesado la Puerta Curina del siglo XIV en estilo gótico, en la quese puede contemplar un escudo de Pio XII Piccolomini, se deja a la derechala iglesia parroquial de San Pablo, patrón del pueblo que conserva un bonito Crucifijo de la “Escuela riminense del siglo XIV”, así como interesantes obras figurativas y a la izquierda el antiguo Taller de los alfareros con un originalhorno de leña. Caminando hacia la Fortaleza, a sus pies se encuentrael acceso al Parque de Porta Nova, un espacio verde de gran respiro que se ofrece para pasear, pero también para espectáculos al aire libre que tiene como escenario de fondo el horizonte de la Riviera y el mar, con la sensación de poderlo tocar con la mano. A lo largo de las murallas se articula unitinerario muy interesante tanto desde el perfil urbanístico como ambiental.

      El Teatro Municipal Malatesta 
      Es una pequeña joya, que gracias arecientes rehabilitaciones ha podido recuperar su antiguo esplendor. Tiene una configuración del siglo XIX y una estructura en “U”, con dos órdenes de galerías.

      Tomado de: Malatesta & Montefeltro: en viaje por las colina de Rímini

      envíanos tus comentarios

      nos interesa tu opinión
      ¿te gusta esta página? ¿has visto algún error? Rellena el módulo con tus observaciones
      última actualización: 16/03/2017